La Comunidad contará desde esta semana con cientos de camas en dos hoteles medicalizados para atender a contagiados por la Covid-19 que no necesitan cuidados intensivos y no pueden estar en su casa. Así lo ha anunciado Ignacio Aguado, el vicepresidente regional, que especificó que el objetivo es liberar recursos para los casos críticos (491 hasta este miércoles). Un reflejo de que la crisis está llevando al límite las capacidades logísticas de la sanidad madrileña.
Las puertas del Ayre Gran Hotel Colón siguen cerradas el miércoles a primera hora de la tarde. Ni rastro de clientes dentro ni de movimiento en el exterior. Se ve a trabajadores en el interior a través de las puertas de cristal, pero no quieren ni abrir ni hacer declaraciones. A la puerta, una furgoneta roja y amarilla. El departamento de prevención de los Bomberos del Ayuntamiento de la capital se encuentra supervisando la instalación. Un trámite necesario antes de empezar a trasladar a pacientes, pues el edificio funcionará desde este jueves como centro hospitalario: recibirá a pacientes leves y a decenas de los 4.400 licenciados en Medicina pendientes del examen MIR que les atenderán, junto a enfermeros y técnicos del servicio de salud madrileño. A unos 300 metros, el hospital Gregorio Marañón, uno de los frentes principales en la batalla contra el coronavirus. más información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here