El último Real Decreto libera al centro de cualquier traba burocrática para emplear estos virus modificados genéticamente como recurso para desarrollar una futura vacuna contra el coronavirus
Entre las múltiples medidas económicas, laborales o sanitarias que se habilitaron en el Real Decreto 8/2020 que siguió a la declaración del estado de alarma, la declaración adicional séptima autorizaba al Centro Nacional de Biotecnología a, en la práctica, utilizar sin trámites ni cortapisas legales cualquier organismo modificado genéticamente (OMG) que crean oportuno para luchar contra la pandemia de SARS-CoV-2 que sufrimos actualmente.
Esto no significa que vayamos a ver nuevas versiones de maíz o patata transgéncia —los únicos OMG permitidos actualmente en nuestro país— sino que los investigadores tendrán poderes para recombinar el genoma de cualquier virus con la idea de poder neutralizar la amenaza del coronavirus. más información

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here